Practicar Snowboard en Aragón

Incorporado al programa olímpico en 1998, el snowboard  o tabla sobre nieve es un típico deporte de invierno, en el que se utiliza una tabla especial para deslizarse sobre una pendiente cubierta por nieve. Inicialmente para practicarlo solo son necesarias  la mencionada tabla, las fijaciones, las botas y por supuesto una ropa adecuada.

Snowboarders-aragon

Modalidades de Snowboard

  • El llamado freestylees la modalidad más extendida y más espectacular.  Requiere un manejo fluido de la tabla y eso sólo se consigue con horas de práctica.
  • El Freeride se practica  fuera de las pistas y sobre nieve no pisada. Se desciende esquivando obstáculos, como rocas, resaltes, etc. Implica además de un buen dominio de la tabla, un conocimiento bastante exhaustivo  del comportamiento de la nieve.
  • Snowboard Alpino o de competición, solo al alcance de expertos dotados de una técnica muy depurada, requiere años de entrenamiento para practicarlo.
  • Freecarve, parecida al snowboard alpino. La diferencia radica en su velocidad, más baja, ya que lo que se busca más que tiempos es el carving o conducción perfecta.
  • Extreme, apto sólo para expertos con un alto grado de conocimiento en alpinismo. En él los practicantes descienden montañas nevadas de gran altura y peligrosidad. Es necesario un conocimiento  del comportamiento de la nieve, la climatología y las características propias de la montaña.
  • Backcountry, o snowboard de montaña, consiste en ascender una montaña con esquís y utilizar la tabla para el descenso. descenderla sobre la tabla. Para ello se utiliza un splitboard, que es una tabla que se puede separar en dos mitades iguales, dando lugar a unos esquís. Igualmente hay que poseer  grandes conocimientos de montañismo para poder minimizar los riesgos.

El snowboard es un deporte excitante que requiere muchas horas de práctica sobre todo en sus modalidades más extremas y arriesgadas. A lo largo de su (todavía) corta historia, algunos de sus practicantes se han convertido en leyenda. Entre otros, Tom Sims, el primero que fabricó y comercializó una tabla de snowboard, Craig Kelly, el primer mártir del nuevo deporte falleció víctima de una avalancha mientras practicaba la modalidad de freeride. Terje Haakonsen que incorporó las rotaciones simultáneas el eje vertical y horizontal, Michael Michalchuk que incorporó el doble mortal marcha atrás y Serge Vitelli que dio su nombre a los giros inclinados rozando tanto la cara como la espalda. El snowboard cuenta cada vez con más adeptos y casi todas las estaciones de esquí ofrecen snowpark para que los aficionados a este deporte disfruten al máximo con piruetas, equilibrios y giros imposibles.

Las cinco mejores estaciones aragonesas para practicar Snowboard

  1. El complejo CandanchuAstún ha convertido el Valle del Aragón en un dominio esquiable de más de 100 km útiles con un solo Las dos estaciones, están conectadas de manera permanente con un autobús gratuito que realiza el recorrido entre ambas en 8 minutos y cuenta con pistas de esquí alpino, circuito de esquí de fondo, zonas de snowboard, biathlón y un circuito de pilotaje sobre nieve, además de otras muchas actividades y eventos sociales para poder elegir como disfrutar de la nieve.
  1. La estación Aramón-Cerler ha sido reconocida en 2016 y por tercer año consecutivo, como “Mejor Estación Española” encontrándose entre las veinticuatro mejores del mundo. Este reconocimiento se otorga mediante los votos de los propios esquiadores, y proviene de los “World Ski Awards”. La estación posee una importante y bastante reconocida zona.
  1. Formigal-Panticosa con más de 170 kilómetros útiles para la práctica del esquí, se ha convertido en el dominio esquiable más extenso de España. Cuenta con más de 100 pistas, extendiéndose por seis valles pirenaicos. Posee zonas accesibles tanto para esquiadores expertos, como para debutantes, así como de una zona bastante extensa y exclusiva para la práctica del snowboard.

practica-snowboard

Primeros pasos para el futuro Snowboardman

La pierna que se coloca detrás en la tabla es la dominante y la que cambia la dirección. Los que utilizan la pierna derecha para ello son los llamados regular, mientras que los zurdos son los llamados “goofy”. Los primeros pasos son muy similares a los empleados en el aprendizaje del monopatín, manteniendo el pie anterior fijo y ladeado y empleando la otra pierna para generar impulso. Para el frenado a poca velocidad basta con ejercer presión en uno de los talones. Cuando la velocidad de descenso es mayor, existen dos tipos de frenado: presionando el canto trasero de la tabla a la vez que se derrapa girando el tronco, o efectuarlo con el canto delantero o toeside.

Para asimilar la técnica básica y de paso evitar peligrosos accidentes, es recomendable la ayuda de un monitor titulado. Para conseguir ser un notable practicante de snowboard, son necesarias muchas horas de dedicación y entrenamiento, similares a la de otros deportes que utilizan tablas, como el esquí o el surf, pero el aprendizaje es rápido y se disfruta de su práctica desde el primer día…

¿Probamos?

Algunos consejos prácticos

Lo mejor, al menos al principio, es alquilar la tabla de snowboard para que cuando llegue el momento de adquirir una, se tenga una idea mucho más definida y concreta de qué características se adaptan mejor a nuestras necesidades. Cada modalidad requiere una tabla con características concretas, pero para aprender la técnica básica, lo mejor es debutar con una tabla polivalente, evitando las que son más rígidas. En todo caso, nos asesoraremos por un profesional, que determinará no solo la tabla más adecuada, si no  la medida de la misma, fijada en función de la altura, peso y talla de pie.

Las fijaciones elegir las blandas, que se usan comúnmente tanto en freestyle como en freeride.

Las botas deben ajustarse al pie, sin apretar ni dejar demasiada holgura al pie.

snowboard

Historia del Snowboard

Las primeras evidencias de snowboard se remontan a principios del 1910, aunque todo el mundo está de acuerdo en que el snowboard en su moderna concepción,  tuvo su origen en 1965 cuando Sherman Poppen, diseñó un extraño artilugio  juntando dos esquís para que sus hijas pudieran deslizarse cómodamente por la nieve.

Desde entonces y pese a la inicial reticencia de los esquiadores clásicos e incluso de las estaciones de esquí que acusaban a los practicantes del nuevo deporte de “barrer” la nieve de las pistas, el snowboard no cesa de captar aficionados, en gran parte gracias a sus espectaculares posibilidades.

Ahora, son las propias estaciones de esquí las que poseen zonas específicas para practicar freestyle y se esfuerzan por ofrecer los mejores snowparks de temporada, que permitan a los deportistas la posibilidad de realizar todos los saltos y piruetas imaginables.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies